Buscar

LOS 7 BENEFICIOS DEL SERVICIO

Por Dioalex Sanchez


Estando en uno de los tiempos de oración del ministerio de Jóvenes que se realizan en nuestra iglesia, me pude dar cuenta de un detalle que cambio mi manera de ver el servicio para el Señor. Al tomar la lista de los motivos de oración congregacionales me di cuenta de que muchos estaban orientados hacia las personas puestas a servir en la iglesia, lo que me hizo pensar: Wao servir hasta en esto beneficia.






Aquí les dejo una lista de 7 Beneficios que trae el servicio en la iglesia:

1. El servicio nos convierte en motivo de oración:

Estar al servicio en el iglesia nos pone bajo una cobertura especial entre los demás miembros de la iglesia, no solo estarán orando por nuestras vidas (Como se hace con todos los miembros) para que nos vaya bien, sino que también, se estará orando por la función que desempeñamos y la efectividad de la misma.

2. Nos prepara para cosas mayores:

He escuchado testimonios y yo mismo he vivido la experiencia de como el servicio en la iglesia nos ayuda a madurar y a fortalecer mucho más las bases de nuestra fe, cuando lo realizamos para Dios y no para los hombres (Col. 3:23). Este crecimiento que nos trae nos prepara para mayores responsabilidades y tareas dentro del cuerpo de Cristo. El Apóstol Ramón Cornielle dijo una vez: El que de ustedes no esté dispuesto a limpiar los baños de la iglesia, no está preparado para ser líder.

3. Nos trae amor por la casa de Dios:

El poner las manos a la obra en la iglesia nos despierta ese sentirnos parte de la casa y ese sentido de proteger la misma, El salmista dijo: Porque el celo por Tu casa me ha consumido, Y los insultos de los que Te injurian han caído sobre mí. (Sal. 69:9). Nos nace ese amor por la casa el cual nos hace sentir hijos de Dios y por tanto hijos de la Casa, y cada una de las adversidades que afectan a la casa empiezan a afectarnos a nosotros.

4. Despierta el sentido de unidad:

El trabajar con amor en el servicio nos ayuda a entender que todos somos parte de un mismo cuerpo del cual Cristo es la cabeza. El beneficio de un miembro es el beneficio de todos y el fracaso de un miembro es el fracaso de todos (I Cor. 12:26). La iglesia primitiva aprendió esto en sus inicios con la ayuda del Espíritu Santo y desarrollo todo un sistema de organización, en el capítulo 6 del libro de los Hechos vemos como fue necesario el que hubiese personas al servicio para mantener la unidad en el pueblo.

5. Nos despierta amor por el dueño del servicio:

He servido en diferentes ministerios dentro de la iglesia y he desempeñado muchas tareas, pero nada se compara a la satisfacción que produce saber para quien es el servicio. Entregarnos por completo a Dios y a la obra en el ministerio es uno de los actos más puros de la manifestación del primer mandamiento (Mat. 22:37 AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.) Pero siempre recuerda algo, no te afanes tanto por la obra al nivel de que te olvides del dueño de la misma.